lunes, 13 de octubre de 2014

¿Cuál es el límite de los récords?

Esta cuestión está siempre en el aire ¿Hasta cuánto puede correr, saltar y lanzar el ser humano? No es fácil responder, pero numerosos expertos trabajn intensamente en la tarea para descifrar el enigma.

En Runner's World (http://www.runners.es/Noticias/holandes-calcula-evolucion-records/1147) he encontrado el siguiente artículo:

"John Einmahl, un matemático holandés ha calculado los récords de catorce disciplinas atléticas inspirado en la teoría de los extremos. Así, el récord definitivo de los 100 metros quedará en 9.29

El matemático holandés John Einmahl, de la Universidad de Tilburgo, ha calculado el "récord definitivo" de 14 disciplinas atléticas y, entre ellas, el masculino de los 10 metros que él estima en 9.29 segundos apoyándose en la teoría de los valores extremos y en proyecciones estadísticas.

Lo más desconcertante de los cálculos de Einmahl es que él no pretende predecir los récords posibles en un futuro lejano sino, como lo dice expresamente su estudio publicado en la red, los récords que podrían darse bajo las condiciones actuales. La base de los cálculos de Einmahl son las mejores marcas de 1.546 atletas masculinos y 1024 atletas femeninas de elite de cada disciplina estudiada que luego somete a complicadas elaboraciones matemáticas con ayuda de un ordenador.

Los resultados no sólo le permiten determinar el récord "definitivo" de cada disciplina sino además ver el valor de un récord actual en comparación con lo que sería teóricamente posible, y también comparar las mejores marcas de diferentes disciplinas, atendiendo a lo que las separa de su nivel ideal. En ese contexto, según los cálculos de Einmahl, el récord del maratón entre los hombres, que posee el keniano Paul Tergat con 2 hora cuatro minutos y 55 segundos, es especialmente notable puesto que el matemático holandés considera que sólo podría ser mejorado en 49 segundos.
Entre las mujeres, en cambio, el récord de la británica Paula Radcliffe, de 2:15:25, podría ser claramente mejorado en 8 minutos y 50 segundos. Curiosamente, también en las pruebas de velocidad, en las que habitualmente se cree que se está muy cerca del límite de los humanamente posible, los cálculos de Einmahl apuntan a posibles mejoras. No sólo el récord de los 100 metros, que podría ser bajado de los 9.77 de Asafa Powell a 9.29, podría mejorar sino también el récord de 200 metros, en manos de Michael Johnson en 19.32, está casi un segundo por encima de lo posible. En el lanzamiento de jabalina las mujeres parecen estar más cerca del ideal que los hombres. Mientras que el récord de la cubana Osleydis Menéndez, de 71 metros y 70 centímetros, podría mejorarse apenas en 80 centímetros, el del checo Jan Zelezny, de 98,48, podría mejorarse en 8 metros y 2 centímetros."

Yo por mi parte he realizado otros cálculos basados en los datos de los records mundiales de 100 metros lisos desde 1912 hasta la actualidad. Las marcas antiguas medidas con cronómetros manuales las he incrementado en 15 centésimas de segundo, ya que habitualmente esta es la diferencia entre el cronometraje manual que se hacía antiguamente (pulsando el cronómetro al ver el humo que la pistola expulsa) y el cronometraje eléctrico. Hoy día las pistolas que se emplean no expulsan humo por lo que si se hiciera de forma manual, por el retraso del sonido del disparo, el incremento medio sería de 25 centésimas o más.
 
Los datos los he ajustado por regresión a un modelo exponencial negativo que es el que mejor los ajusta y he obtenido la gráfica siguiente que predice la evolución del récord mundial de 100 metros lisos masculino.
 
El estudio de Einmahl que indica que se alcanzarán los 9,29 segundos en 100 m "en las condiciones actuales", no predice cúando ocurriría este hecho. Además, no incluye el efecto producido por la "evolución de las condiciones".

Se reflexionamos un poco, las futuras condiciones favorecerán la consecución de récords cada vez mejores. A principios de siglo los corredores salían de pie o agachados, pero sin tacos. Luego entraron en juego los tacos aunque se corría sobre ceniza. Posteriormente las pistas se hicieron de tartán y los primeros estudios de biomecánica aplicados al deporte sugirieron nuevas formas de entrenamiento. En el futuro la biomecánica encontrará, y se invstiga cada vez más en este aspecto, nuevas mejoras en el entrenamiento, en la forma de modelar la musculatura de los atletas, etcétera. Es decir las nuevas condiciones favorecerán que se pueda bajar perfectamente de los 9,29 s predichos en las condiciones actuales.

La proyeccón que pongo en la figura obtenida por regresión nos indica que no hay "síntomas" de estar alcanzando un límite inferior asintótico, sino que la mejora de marcas marcha a muy buen camino. Así para el año 2080 aproximadamente se estará rebasando la barrera de los 9 segundos y dentro de 4 generaciones, sobre el 2100, los atletas de élite estarán rondando los 8,8-8,7 segundos en los 100 metros.

Pero esto, ninguno de los que estamos aquí lo veremos...



No hay comentarios: